Por Francisco Tejedor Basarrate

Idea de Inversión – Grupo Ibersol

Feb 15, 2019 | Compañías y sectores
DESCARGAR PDF

RACIONAL

Fundamentales

Esta semana para la idea de inversión nos desplazamos hasta Portugal para llegar a una de las empresas más grandes de alimentación en la península ibérica, el Grupo Ibersol. La actividad operativa de la compañía se centra en la explotación de 20 marcas de alimentación:

Ibersol opera 642 restaurantes, 502 en posesión y 144 en franquicia. Casi el 100% de la actividad se desarrolla en la península ibérica, con una parte residual en Italia y Angola (9 y 10 restaurantes respectivamente). Como se puede observar en la ilustración anterior, Ibersol opera marcas de reconocido prestigio entre las que destacan: Burger King de donde proviene el 23% de las ventas y tiene 110 establecimientos. Pizza Hut proporciona un 15% de las ventas con 96 locales y KFC que aporta un 11,5% de las ventas. Además, opera marcas propias por medio de franquicias y Concesiones que muchas de esas marcas surgen tras la adquisición del grupo Eat Out Group.

El Grupo Ibersol capitaliza 284 millones y factura 450 millones de euros. Antes de la adquisición el margen operativo se situaba en un 11,5% y ahora están cercanos al 9%. Al adquirir un negocio con menores márgenes le ha repercutido temporalmente y es por esta razón que el grupo esta llevando a cabo una restructuración, cerrando los restaurantes menos rentables y centrándose en las marcas que ofrecen retornos más atractivos.

La valoración es bastante atractiva, se sitúa en 0,8 veces EV/Sales y con márgenes EBIT de un 9% se puede considerar una valoración sin ningún crecimiento de ventas ni mejora de margen implícita en el precio.

El capex de ibersol es de 18,5 millones de euros, de los cuales 11,3 millones se van a dedicar a nuevas aperturas en España y Portugal de las marcas más rentables. Estas inversiones conducirán a un aumento considerable de las ventas en los próximos años. Otro factor importante es que el crecimiento en las mejores marcas (Burger King, KFC…) puede ayudar a expandir los márgenes operativos.

El riesgo principal que refleja la baja valoración viene influido por la ralentización del consumo en España y Portugal. Cierto es que un menor consumo puede impactar en un descenso de las ventas para Ibersol, pero al ser en su mayoría restaurantes de “bajo coste” y comida rápida el impacto será menor. Otro factor que hará de palanca defensiva ante ralentizaciones del consumo es que la gente continúa saliendo a comer, cenar o tomar algo y el público que frecuenta sitios más premium podrá emplear estas cadenas como producto sustitutivo.

Como están cambiando los hábitos en la sociedad europea y cada vez se cocina menos por tener menos tiempo. Parece bastante certero pensar que esta tendencia va a seguir siendo decreciente en los próximos años y los gastos por habitante en restauración seguirán siendo crecientes.

El mayor accionista del grupo es ATPS con un 54,92% y uno de sus principales objetivos es hacer el grupo cada vez más eficiente. Las principales medidas se centran en optimizar la plantilla y cerrar los locales que son menos rentables, el año pasado se cerraron 46 restaurantes. Estas medidas si se van desarrollando con éxito podrá permitir expansiones directas en los márgenes operativos.

Las ventajas competitivas con las que cuenta Ibersol son principalmente dos. La gran escala, que le permite poder recortar los costes fijos medios por restaurante y ganar poder de negociación mejorando su margen bruto (actualmente se sitúa en un 76%). La otra es el hábito de consumo, la mayoría de sus marcas son franquicias muy frecuentadas en el día a día de la población.

Por lo tanto, es un valor que parece interesante plantearse tenerlo en cartera por sus capacidades de crecimiento en ventas y de mejora de márgenes que nos permitirá rentabilizar nuestra inversión por ambas vías. Siendo muy conservador, si consigue aumentar su facturación en un 3% anual en los próximos tres años, y llegar a niveles de márgenes operativos cercanos al 10% el EV de la empresa se situaría alrededor de los 540 millones de euros (28% de revalorización)

El dividendo del grupo es muy bajo, cercano al 1,1%, aunque no parece ser un factor negativo porque es un grupo que emplea en capex de expansión cerca de un 3% de las ventas. Si consiguen mantener la rentabilidad en sus aperturas y futuras adquisiciones, obtendremos una revalorización mayor en la acción.