Por Juan Pablo Calle

¿Cuáles han sido los fondos de inversión con mejor rentabilidad en 2018?

Ene 22, 2019 | Fondos de inversión
El último trimestre no fue favorable para los mercados de renta variable; es más, fue un trimestre cuya rentabilidad se sitúa entre las peores históricamente. Esta situación tras un inicio de año 2018 de altos y bajos en las bolsas propiciaron que los fondos terminaran el año con fuertes pérdidas.

Para este 2019, todas las perspectivas apuntan a un año complicado con muchos frentes abiertos tanto económicos (duración del ciclo económico, fin del programa de recompras del BCE, …) como políticos (Brexit, política comercial americana, auge de los populismos en Europa, …). Esto nos conduce a que la selección de un fondo de inversión deba ser muy cuidadosa porque las desviaciones en la rentabilidad de los fondos dentro de una misma categoría pueden ser muy grandes.

De esta forma empezamos esta sección que nos va a llevar a analizar fondos de inversión, y saber compararlos, con la finalidad de elegir el que más nos conviene.
Para esta primera vez, hemos seleccionado fondos de renta variable europea con los mejores ratings según Morningstar. Hay que recordar que Morningstar es un proveedor de análisis y evaluaciones de productos financieros, y es principalmente conocido por su actividad primigenia, el análisis de fondos de inversión y el desarrollo de un sistema de clasificación de estos. Este “rating” es exclusivamente cuantitativo, basado en la rentabilidad y el riesgo de cada fondo.

Hemos seleccionado 80 fondos de renta variable europea con rating de 4 ó 5 estrellas Morningstar (siendo 5 estrellas el máximo) de 40 gestoras diferentes, un universo amplio y diversificado que nos permite hacer un estudio suficientemente profundo de esta categoría.

Primeramente, hacemos un análisis descriptivo de los fondos, para ello seleccionamos como variable la rentabilidad. Pudiendo descomponer el año pasado en dos periodos, los primeros 9 meses (mercado lateral) y los tres últimos (mercado bajista), elegimos tres variables: rentabilidad en los primeros 9 meses, rentabilidad en los últimos 3 meses y rentabilidad en todo el año.

En el gráfico de arriba podemos observar que los fondos que mayor rentabilidad llevaban en los primeros 9 meses fueron en general los que obtuvieron mejores rentabilidades al finalizar el año. Parece que una caída del 12% en el último trimestre no es suficiente para poder discriminar y sacar conclusiones.

En este segundo gráfico vemos como los fondos que acumulaban mayores retornos en los primeros nueve meses, con carácter general cayeron más que el resto.
Así, una primera conclusión es que los fondos que acabaron en los primeros puestos del ranking han sido los más volátiles ya que son los que más se “mueven” en cualquier escenario, lo que es llamado en el mercado financiero como fondos con beta alta o beta mayor que el mercado. Esta observación la analizaremos con detalle en un rato.

Ahora observemos la tabla de rentabilidades, ordenada por mejor rentabilidad en el año.


(*) Mostramos solo los 10 primeros fondos, y los fondos aparecen sin nombre.

En esta tabla numérica denotamos que tan solo el fondo 4 y fondo 8 acabaron dentro de los 10 primeros estando en un ranking medio al finalizar los primeros 9 meses gracias a su menor bajada en el final de año. En el lado contrario, resaltamos que el fondo 1 y 2 fueron los mejores del año a pesar del desastroso cuarto trimestre gracias a su elevada rentabilidad en los primeros nueve meses. Esta es la diferencia a grandes rasgos entre un fondo más volátil (o con mayor riesgo) y otro menos volátil, los movimientos son más “exagerados” para, en este caso, llegar casi el mismo lugar.

Ya hemos desgranado a rasgos generales los números, hemos realizado un análisis cuantitativo básico, que nos permite sacar unas conclusiones y hacer una primera selección. Ahora toca la fase cualitativa del análisis, donde nos tenemos que remangar, y hay que ir fondo a fondo estudiando el por qué obtuvieron esos resultados. ¿Fue una buena/mala selección de sectores, o quizás de valores?, ¿no pensaban que el mercado iba a caer y les sorprendió la caída o por el contrario estaban muy defensivos y estaban preparados para la corrección del mercado?, ¿su fuerte caída se deba tan solo a que son fondos agresivos y esa es su filosofía?, estas y otras son preguntas que nos tenemos que responder cuando miremos un fondo, es decir, primeramente hay que conocer su política de inversión, sus objetivos y su filosofía de inversión, el posicionamiento de las inversiones,… y sobre todo cuales son nuestros objetivos.

Nos es imposible en un artículo hablar de todos los fondos de inversión de renta variable europea, ni tan siquiera podemos desgranar uno a uno los 80 fondos de los que hemos realizado un análisis básico basado en la rentabilidad obtenida durante el 2018 ya que llenaríamos páginas y páginas. Por ello, tan solo señalaremos unos pocos que nos parecen muy interesantes de cara a este, a priori, complicado 2019.

Por ello, daremos unas notas sobre algunos fondos que nos parecen muy interesantes, indicando brevemente sus características principales. Siendo todos fondos 100% de renta variable, hay que señalar que seleccionamos tres que, a priori, son agresivos y otros tres que son más conservadores, dirigidos a compensar carteras sin perder de vista la rentabilidad.

Aberdeen Global European Equity

Invierte en empresas de crecimiento, de alta capitalización y que su fuente de beneficios principal sea Europa (no tienen que tener su sede en Europa). Sus inversiones son plenamente europeas, actualmente casi el 50% de sus inversiones se sitúan fuera de la zona euro, destacando que puede invertir en empresas del Este de Europa (hoy un casi un 20%).

Fidelity European Dynamic Growth

Invierte en empresas de crecimiento, con perspectiva de largo plazo y baja rotación de cartera. Alta ponderación en empresas tecnológicas e industriales, y poca inversión en industriales. Alta ponderación de empresas del Reino Unido.

Schroders ISF European Equity Yield

Fondo con filosofía “value” (valor), es decir invierte en compañías infravaloradas según sus modelos propios de valoración. Esta forma de invertir hace que se las compañías tengan un alto dividendo, componiendo una cartera defensiva y muy diversificada. A fecha de hoy, piensan que invertir en “value” tiene un 75% de probabilidades de comportarse mejor que crecimiento.

DPAM Real State Europe Dividend

Fondo sectorial. Invierte en compañías europeas inmobiliarias. Las compañías deben tener dividendo creciente durante los últimos cinco años. Alto sesgo a compañías francesas y alemanas (países con las mayores inmobiliarias europeas) y a los subsectores “retail” y de oficinas. Consideramos el fondo como un buen complemento a una cartera de renta variable europea.

MFS European Value

Firma poco conocida por el gran público, pero con fondos muy interesantes sobre todo de renta variable europea. El fondo se centra en compañías infravaloradas, con enfoque de largo plazo y con mucho énfasis en el control de riesgos. Con una filosofía que ellos definen como “contrarían” suelen obtener unos resultados muy buenos.

M&G European Strategic Value

Gestora con gran tradición y amplia gama, siendo la primera empresa en Reino Unido que lanzó un fondo de inversión al inversor doméstico (1931). El fondo también se distingue por su filosofía valor. Sus reglas básicas de inversión son: invertir a largo plazo, la valoración importa, concentrarse en la tasa de rentabilidad real, diversificar el riesgo, no seguir la corriente, invertir en lo que entienden y evitar la autocomplacencia.

Y dentro de este grupo de fondos defensivos, añadimos un cuarto fondo, Rentamarkets Narval. Se trata de un fondo que invierte en compañías infravaloradas, con un sesgo hacia empresas multinacionales de gran capitalización, pagadoras de dividendos, poco endeudadas y líderes en sostenibilidad. El fondo utiliza productos derivados para reducir el riesgo de la cartera, situación que le llevó a ser tener el segundo mejor comportamiento durante la caída del mercado entre los fondos del análisis de este artículo.

En cualquier caso, si tiene cualquier duda a la hora de invertir no lo haga antes sin asesorarse y conocer los riesgos que comporta su inversión, por lo que nuestro consejo es que contacte con un especialista que le ayude y resuelva todas sus preguntas.